Se modificó, la Ley de Donación de Alimentos en bien de los más necesitados

 

Hace unas semanas publicamos un reportaje de investigación  titulado “Lo que a unos les falta, a otros les sobra, Una ecuación difícil de solucionar”, (ver más abajo)  realizado por un grupo de estudiantes de Comunicación de la Universidad Austral,  preocupados por la gran cantidad de toneladas de alimentos que se tiraban ( casi 40 kilogramos de alimentos por persona al año) y  por las dificultades que tenía la ley Donal (Donación de alimentos) al contemplar sanciones a las empresas si provocaban algún daño,  lo que desalentaba la donación masiva por parte de la empresas alimenticias.

La buena noticia es que el 11 de octubre pasado,  la Cámara de Diputados, impulsado por la diputada Elisa Carrió, resolvió finalmente la difícil ecuación, restituyendo el Artículo 9 que había sido vetado en el 2004 de la Ley 25.989 sobre régimen especial de Donación de Alimentos.   La nueva ley ahora brindó un resguardo para las empresas donantes  frente a las posibles daños, con el objetivo de que se animen a donar más , evitando así el desperdicio de millones de toneladas de alimentos aptos para consumir.

La nueva modificación señala:

compost-3663514__340

ARTICULO 9° — Una vez entregadas al donatario las cosas donadas en las condiciones exigidas por el artículo 2°, el donante queda liberado de responsabilidad por los daños y perjuicios que pudieran producirse con ellas o por el riesgo de las mismas, salvo que se tratare de hechos u omisiones que degeneren en delitos de derecho criminal.

En definitiva deslinda de responsabilidades a los donantes por daño  siempre y cuando la donación se hubiese efectuado sin ocultar vicios de la cosa y contando con los controles bromatológicos exigidos por el código alimentario argentino.

La nueva ley creará además, un registro de instituciones de Bien Público receptora de alimentos, en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, donde deberán inscribirse las Instituciones públicas y privadas legalmente constituidas.

Según la Secretaría de Agricultura en Argentina se desechan 16 millones de toneladas de alimentos.  Con esta modificación se estima que rescatando solo el 10 por ciento de los alimentos ya se podría alimentar a 5 millones de personas. Es de imaginar entonces el impacto positivo de esta nueva ley si todo el alimento en buen estado se puede aprovechar y entregárselo a las comunidades más desprotegidas de nuestro país.

Valor de la Nota: Bienvenidas sean las buenas políticas públicas, las que priorizan a la gente.

Lo que a uno le falta, a otro le sobra: Una ecuación difícil de resolver

Redes sociales:

Enjoy this blog? Please spread the word :)