¿Son los periodistas los responsables de las noticias falsas?

A raíz de la difusión de la Falsa noticia de la supuesta muerte de Diego Maradona en Rusia,  que causó un revuelo mundial en la redes sociales, quisimos compartir esta columna acerca de las “noticias falsas” realizada por Patricia Nigro, Dra. en Comunicación y Lic. en Organización y Gestión Educativa, publicada en el NewsLetter de la Escuela de Posgrado en Comunicación de la Universidad Austral

¿Son los periodistas responsables de las noticias falsas? ¿O lo son los públicos? Una mirada provocativa e innovadora a uno de los aspectos del complejo mundo de la posverdad.

Aunque todo lo que circula en las redes sociales, en los medios de comunicación tradicionales, en las organizaciones dedicadas al chequeo de datos, parece indicar que sí, hay mucha evidencia que dice lo contrario. La forma en que los usuarios de redes sociales retuiteamos o reposteamos información dudosa es una de las causas más claras de la viralización de las noticias falsas. Lo más usual es que viralicemos solo mirando el título y ¿ no entrando en el enlace y leyendo el artículo completo. (Acá sí, los periodistas deberían tener especial cuidado en cómo titulan. Un titular puede querer llamar la atención y el texto que le sigue no se condice con lo que se promete desde el inicio).

Otras veces, por lo que en Psicología se llama “sesgo cognitivo”- solo leemos a quienes confirman nuestras creencias, nuestras opiniones políticas o nuestro modo de ver la realidad- viralizamos sin evaluar si lo que se dice es falso o equivocado.

Eli Pariser, en un libro ineludible, El filtro burbuja (en español), explica además cómo los algoritmos de las grandes redes sociales filtran la información que recibimos mediante una estrategia llamada de personalización. Esto es: las redes consideran relevante todo lo que nos gusta o con lo que estamos de acuerdo. Así, terminamos encerrados en una burbuja, consumiendo todos los temas a los que le dimos “Me gusta”, incapaces de considerar alternativas diferentes, de aprender algo nuevo, de ampliar nuestra mente.

Como vemos, son estos y muchos otros los factores que están provocando la expansión de las noticias falsas. No es un problema exclusivo de los periodistas. Todos debemos actuar y ayudar a formar ciudadanos, con un buen desarrollo del pensamiento crítico, para poder dilucidar dónde está la verdad y para abrirnos a otras perspectivas de crecimiento

Valor de la Nota:  Nos permite analizar el grado de responsabilidad que tenemos todos los usuarios de internet que compartimos contenidos.

Redes sociales: