¿Qué pasa entre Lady Gaga y Bradley Cooper? (Editorial)

Nadie que haya visto la entrega de los premios Oscar quedó indiferente en el momento en que Lady Gaga y Bradley Cooper cantaron “Shallow”, dejando paralizada a la audiencia. La conexión entre ellos se traspasó a la pantalla, convirtiendo ese momento en el trending topic de la Ceremonia 2019. “Me gustaría que alguien me mirara, como Bradley miró a  Lady Gaga”, escribió una mujer en las redes. ¿Amor, admiración, amistad?

Fui a ver la película “Nace una Estrella” sin mucha expectativa, ya que los remakes nunca superan la cinta original, como la protagonizada por Judy Garland en 1973. Y menos aún la exitosa versión de Barbra Streisand y Kris Kristofferson. Pero esta película fue toda una revelación. Ver a Lady Gaga convertirse en una gran actriz y Bradley Cooper en un gran cantante fue mágico. Tal como fue escucharlos cantar “Shallow” en el piano hace unos días.

Lo cierto es que la clave de esta “comunión” entre los protagonistas y el equipo de producción, fueron todas las situaciones curiosas, apasionantes, tristes y emotivas que se vivieron durante toda la filmación de película.

1366_2000

El backstage

  • La idea de hacer por 4ta vez esta cinta comenzó en el 2011, pero terminó rodándose en 2018 por una serie de contratiempos. La protagonista elegida era Beyoncé pero, al quedar embarazada, se retiró del proyecto.
  • El director designado, Clint Eastwood, con los retrasos también se fue. Tiempo después, Warnes Bross tomó la decisión de que la dirigiera Bradley Cooper que, además, era protagonista de la cinta. Cooper, en su momento, le había pedido a Clint Eastwood ser su ayudante de dirección para aprender de él.
  • Lady Gaga siempre había querido ser actriz, pero nunca se animó al cine por su propia inseguridad física. Su nariz era su trauma. Muchos productores musicales le dijeron que sus temas eran buenos, pero su aspecto no. Curiosamente esta historia es muy cercana a su propia vida, por eso moría por el protagónico.
  • Durante el rodaje, llegó al set de visita Barbra Streisand, con quien Lady Gaga se siente muy identificada y guarda amistad.

LV_20150824_LV_FOTOS_D_54435994648-992x558@LaVanguardia-WebQuien eligió a Lady Gaga fue Bradley. Ambos se conocieron una noche en la casa de ella cocinando pasta. La química fue instantánea. El quedó fascinado con su rostro y le exigió no usar maquillaje en la película. Para ella fue tremendo, ya que nunca se encontró bonita. Por el trauma de su nariz, se escondió por años tras enormes disfraces. Muchos no le conocíamos la cara. Esa noche, Lady Gaga le dijo a Bradley: si tu cantas, yo filmo a cara lavada.

  • A Bradley Cooper siempre le gustó cantar, pero nunca soñó que lo haría frente a tanta gente. De hecho, la voz cantando iba a ser doblada, pero la gente de Warner Bross, apenas los escuchó, quedó fascinada con la dupla.
  • Lady Gaga pidió hacer las escenas de canto en un concierto en vivo, por lo que se grabaron en el Festival de Cochella, donde ella dio un concierto.
  • 1366_2000 (1)Cooper se preparó un año en clases de piano, guitarra y canto y buscó inspirar su estilo en el cantante líder de Pearl Jam. De hecho, pasó mucho tiempo acompañando en giras a Eddie Vedder para empaparse de la vida de “star del Country”.
  • Lo mejor de la película, además de las actuaciones, fue la “música” con todos los temas originales escritos por Lady Gaga junto a Willie Nelson.
  • El emotivo tema que cierra la película, “Nunca volveré a amar”, fue grabado en un momento muy especial. Minutos antes de rodar, le avisaron que su mejor amiga, enferma de cáncer, estaba muriendo, por lo que dejó el set para verla. Cuando volvió, Bradley quiso cancelar la filmación pero Gaga insistió, logrando una de las escenas más emotivas y logradas.

En fin. Una película muy romántica, con música preciosa y con dos artistas que sumaron una nueva faceta a sus talentos.  Yo me transformé en fan de Lady Gaga. Ni hablar de Bradley Cooper, que sacó una voz sorprendente y que, en la dirección cinematográfica, siendo un primerizo, fue reconocido por sus pares que lo nominaron a mejor director. Un “hurra” especial a su enfoque particular con planos muy cercanos y planos desde atrás, que se repitieron en la gala de los Oscar, logrando esa intimidad que marcó esta película.

Claudia Echeverria  (Valorar Magazine)

Redes sociales:

Enjoy this blog? Please spread the word :)