La voz de la música católica chilena de gira por Buenos Aires

Entrevistamos a Tere Larraín, cantautora chilena. Joven, bonita, pudo ser una estrella del rock, pero se decidió por cantarle a Dios. Esta es su segunda gira por Buenos Aires para presentar su nuevo CD, “Vengo a dar”. “Fue entre cantos y alabanzas que descubrí que Jesús siempre estuvo dentro de míYa no hubo vuelta atrás”. Juntando peso a peso sacó su primer CD, “Cantarle a Dios”. Nunca imaginó el éxito que tendría: no en vano ha escrito más de 40 temas y  grabado 6 CDs que se escuchan y multiplican por las redes sociales en varios países.

Tampoco imaginó que su música iba a abrir los corazones de las personas, siendo un humilde instrumento del Señor. Ha realizado recitales en Chile, Venezuela, EEUU, España e Italia y, en Argentina, en 2015.

Su vida no ha sido fácil. Madre de dos hijas adolescentes y viuda desde hace pocos años. He tenido grandes desiertos y una vida marcada fuertemente por el sufrimiento, debido a la partida de seres queridos”. No obstante, se siente una hija adoptiva de Dios, llena de energía y esperanza, al punto que este año decidió dedicarse ciento por ciento a cantar donde Dios la llame.

61413184_2202326329803896_4182118142694129664_n

¿Cuándo y por qué te dedicaste a cantar y escribir música?

Canto desde muy chica. Mi abuela me hacía cantar y mi abuelo me pedía que le cantara las canciones de Violeta Parra y los tangos de Gardel. Mi primera canción la compuse como a los 10 años y era una canción dedicada a mi papá, que estaba en el cielo. Después, en mi adolescencia, compuse miles de canciones. También tuve un grupo de rock y yo hacía las canciones. Y sigo componiendo hasta ahora. Mis letras surgen de mis propias experiencias de vida que son, generalmente, experiencias comunes que nos pasan a todos. Canto mucho del amor, de la pena, del dolor, del agradecimiento, de mi relación con Dios y con la vida.

¿Se puede vivir de la música católica?

En mi caso, no. Lo que sí me ha pasado es que Dios me ha ayudado en otras áreas de mi vida, para tener la prosperidad que necesito para poder dedicarme a cantar. He ido construyendo una situación económica por otros trabajos, como negocios independientes, que me han ido permitiendo dedicarme cada vez más al canto religioso. La música católica todavía está en pañales en comparación con las otras Iglesias Cristianas, donde el ministerio de la música es remunerado y los cantantes pueden vivir de cantar.

10489989_693425157360695_1058340951825109600_n

¿Cuál sientes es la diferencia entre cantarle a Dios y cantar letras de la vida común?

Mis letras son de la vida común, pero con Dios en el centro. La diferencia está en las letras, en la reflexión que dejan, en lo que te mueven por dentro, en que transmiten una energía diferente, algo que te hace llorar, que emociona, que alivia, que ayuda y hace crecer. A mi escuchar y cantar música religiosa, me trae paz, la otra es sólo para entretener, lo que también es bueno. A mi me gusta toda la música, menos la “pornografía” auditiva del reggaeton que detesto. En mis tiempos libres, lo que más escucho es música clásica y de películas, pero también música normal de moda y mis playlists cristianas, que adoro.

¿Es una profesión o un apostolado?

Ambas. Para mi ha sido las dos, se cruzan todo el tiempo. No entiendo ninguna profesión sin su cuota de apostolado y un apostolado sin seriedad y conocimientos, de poco sirve.

¿Cómo te promovés? ¿Cómo surgen las giras?

Ya existe una gran red de seguidores que me ayudan a promover mi carrera. Las redes sociales, Youtube, Spotify son una tremenda ayuda. Y las giras son invitaciones directas de Dios. Surgen de muchas maneras y a muchas partes. La primera vez en Argentina vine a cantar invitada por una Ong Internacional “Anspac Ong”, que comenzó en Argentina con un grupo de chilenas que vivían aquí.

14991922_10154245574178425_5666678763427419978_n

¿Cuàndo empezaste a cantar en el extranjero? 

Hace más de 10 años, me empezaron a llamar de otros países, pero más que nada ha sido en mi país, Chile, donde he hecho mi carrera. He ido a cantar a Argentina, Venezuela, EEUU, España e Italia.

¿Qué expectativas tenés de esta gira?

Que me conozcan, que disfruten, que se conecten, vibren, lloren, rían, gocen con mis cantos, mis canciones, mis experiencias y testimonio de vida. Trato de no generarme tantas expectativas; disfrutar el momento y que Dios haga lo que quiera con esta siembra.

¿Cuál ha sido tu experiencia en Argentina? ¿Tenes seguidores? 

55793493_2117545291615334_3050327692500008960_n

Algunos. No tengo claro cuántos  pueden ser los seguidores. No sé… Cuando vine hace 5 años, me fui con el corazón llenito, demasiado feliz por lo vivido. En Argentina es mucho más potente la vivencia de la Fe Católica, por lo que sentí en todo momento una valoración muy fuerte, un apoyo sincero. En Chile, cuesta más. Aquí  me he sentido muy acogida y querida. La Iglesia de ustedes está menos dañada que la nuestra. Eso hace que la música católica sea mas valorada y respetada. Estoy muy feliz de volver.

Por Claudia Echeverría (Valorar Magazine)

Valor de la nota: Conocer el don de Dios a través de la música. Cantautores que en sus letras nos permiten conocer y acercarnos de una manera más sensible y emotiva a Dios. Todo un apostolado.

Redes sociales:
error

Enjoy this blog? Please spread the word :)