Impresiones sobre el país que viene ( Editorial)

Por Matías da Rocha ( Conductor Valorar Radio, Columnista Valorar Magazine)

La vida me enseñó, a veces con pena, a veces con dolor, a veces con rabia, a no confiar en los políticos de ningún color partidario.

Aún suponiendo que Macri haya hecho todo lo que pudo, y que los peronistas vuelvan mejores, aún así… aún así sigo sin confiar en la clase política como tal y en esa cofradía que conforman en la cual los mayores beneficios son para ellos. Mi comentario incluye a todo el abanico.

Con cualquier gobierno tengo que seguir levantándome muy temprano para salir a trabajar muchas horas, para que después el Estado elefantiásico e inútil que supimos conseguir, socio mío solo en las ganancias, me esquilme para sostener su aparato, sus iniquidades y las prebendas de sus amigos.

No me gusta una parte del nuevo gabinete, pero tampoco me gustaba una parte del gabinete saliente. En todo caso es parte del juego de la democracia.

Con todo, no puedo dejar de ver un gran paso en lo que se vivió hoy en Luján. Solo la Iglesia Católica podía lograr lo que se logró: Que fueran todos juntos a una misa/encuentro por nuestro país, vislumbrando un futuro mejor.

Obviamente seguirán siendo adversarios políticos. Tienen, además, concepciones de país diferentes. Eso no significa que tengan que ser enemigos. Y si logran convivir democráticamente, y el nuevo gobierno respeta la vida y las libertades individuales (ambas consagradas en nuestra Constitución Nacional), albergo la esperanza de que podamos vivir en un país mejor.

Redes sociales:
error

Enjoy this blog? Please spread the word :)