En su llegada a Buenos Aires Rock&Feller´s apuesta por Pilar

 “Me sentí en Miami”, “El lugar es increíble”, “Un lujo que hayan elegido Pilar y no Capital”. Estas fueron algunas de las frases de los cientos de  afortunados que fueron invitados a la semana de Roll Playing, o testeos en vivo, que el conocido restaurant temático realizó antes de su apertura al público  este lunes 19 de junio.

Por Claudia Echeverría B

Con una apuesta que llevó un año de construcción y 30 millones de pesos de inversión,  el “mega” restaurant ubicado en el kilómetro 50 en el edificio del Hotel Ibis no dejó nada librado al azar. “El menú, la decoración, el mobiliario, la música, la luz ambiental y el trato del personal, todo está pensado para que sea una gran experiencia”, contó a Valorar Magazine Guillermo Fernández Christe, empresario gastronómico, creador y dueño de la franquicia que nació en Córdoba hace 20 años.

IMG_3151 (2)

“El primer local, que abrió en 1996, fue un gran éxito: teníamos 200 mesas en espera un día sábado. Por eso al año abrimos el segundo local”, relató el empresario.  Más tarde abrieron dos en Santa Fe y tuvieron dos experiencias en el exterior, en Miami y en Bolivia que ya no están.

La idea nació porque queríamos tener en un mismo lugar un bar y un lugar para comer algo, lo que no era común. Y lo temático surgió de lo que vimos en viajes al exterior en lugares como Hard Rock Café y Planet Hollywood. Al  principio pensamos hacer la temática de deportes pero nos inclinamos por la música porque atrae a un público mucho más diverso”, señaló Fernández .

Si bien Guillermo Fernández no se define como un rockero, confiesa que tuvo su banda de música y fue seguidor de algunos de los grandes artistas que hoy visten las paredes de sus restaurantes, lo que ha sido un gran atractivo de la franquicia provocando que los comensales quieran recorrer el lugar antes de sentarse a comer.

La versión pilarense

La elección de Pilar tuvo que ver por el interés de un grupo inversionista local que quiso traer la marca a esta ciudad, lo que no era fácil ya que había que encontrar una ubicación, acceso, espacio y público para un emprendimiento gastronómico de esta envergadura. “¿Y por qué no en Capital? Porque preferimos empezar por la periferia, y con esta experiencia en Pilar llegaremos en un futuro mejor preparados a Capital”, reconoció el empresario.

Sin duda el local de Pilar es una gran apuesta, con una  superficie de 1250 m2, de estilo moderno y vanguardista y una ambientación orientada en el Rock en la que hay en exposición de nada menos que 38 grandiosos souvenirs de artistas internacionales. Hay  réplicas de vestuario, fotos inéditas, guitarras firmadas, botas, discos etc. Está, por ejemplo, el traje Jumpsuite “As of Spades” que Elvis Presley utilizaba en sus presentaciones en Las Vegas diseñado por Bill Bellew, y producido por la misma casa que se lo hizo al artista.

IMG_3122

También hay una réplica del famoso corset diseñado por Jean Paul Gaultier para el Blond Ambition Tour de 1990 y una máscara utilizada por Madonna en un recital que fue realizada para Rock&Feller´s por la misma diseñadora. Hay réplicas de la famosa chaqueta amarilla de Fredy Mercury, o alguno de les excéntricos trajes del mítico David Bowie, entre otros.

En cuanto a la gastronomía el lugar, tiene espacio para recibir a 460 comensales cómodamente sentados, con un servicio desde las 10 de la mañana hasta últimas horas de la noche distribuidos en 4 turnos de trabajo.

La carta está inspirada en la tradicional cocina norteamericana, donde se destacan las carnes asadas al grill con leña de quebracho, los sabores ahumados y los tradicionales Ribs (costillas de cerdo ahumadas). También hay ensaladas, sandwichería con la tradicional Hamburguesa Gran Cadillac Burger, entre otros.

Respecto a los precios, el lugar tiene valores para todos los bolsillos. “Aquí pueden venir a tomarse solo una cerveza en el bar, o a compartir una cena ejecutiva o con amigos con el mejor champagne”, afirmó Fernández.

Otra cualidad de Rock& Feller´s es la calidad de la atención brindada por su personal. Cuenta el creador de la franquicia que siempre les ha interesado crear estándares de calidad de servicio y un buen ambiente laboral, por eso  trabajan mucho el tema de liderazgo. Incluso contrataron la asesoría de la consultora de Stephen Covey. “Trabajamos con muchos chicos universitarios y queremos que su paso por aquí sea una buena experiencia en sus vidas”, asegura.

Nos interesa impregnar a nuestro personal con un espíritu Rock&Feller´s, centrado en fomentar el trabajo en equipo, la integridad, el ser héroes. Como decimos aquí, hacer todo para que el cliente se sienta cómodo”

En definitiva un desembarcó que enriquece a Pilar no solo por su gastronomía sino porque su servicio orientado a la excelencia y al bienestar del cliente,  lo que elevará el estándar  y exigencia de estos emprendimientos en Pilar.

Redes sociales: