Bebidas azucaradas y salud

Consumir bebidas azucaradas a diario puede acortar la vida

Así lo revela un estudio de Harvard publicado recientemente. La OMS propone que se establezcan políticas para limitar su consumo.

Un estudio de la Universidad de Harvard advierte que el consumo frecuente de bebidas azucaradas, como gaseosas, bebidas deportivas y jugos, eleva el riesgo de muerte prematura, sobre todo a causa de enfermedades cardiovasculares y, en menor medida, por cáncer.

En comparación con las mujeres que tomaban bebidas azucaradas menos de una vez al mes, aquellas que consumían más de dos porciones al día -definidas como un vaso, una botella o una lata estándar- tenían un 63% más de riesgo de muerte prematura. Los hombres que hicieron lo mismo tuvieron un aumento del 29% en el riesgo de muerte prematura.beverages-3105631_960_720

Según el trabajo publicado recientemente por la revista Circulation, de la Asociación Norteamericana del Corazón, tomar de uno a cuatro refrescos al mes supone un 1% de incremento de riesgo de muerte prematura; de dos a seis por semana, un 6% más; de una a dos por día, un 14%; y dos o más al día, un 21%.

Para el doctor Vasanti Malik, investigador del Departamento de Nutrición de la Escuela de Salud Pública en la T.H. Chan School de la universidad y autor principal del estudio, este es un llamado a “beber más agua”. A su juicio, “una opción saludable que puede contribuir a una mejor salud y mayor longevidad”.

Para la investigación de Harvard se analizaron datos de más de 80.500 mujeres y 37.700 hombres, todos voluntarios que participan en dos grandes estudios longitudinales por más de tres décadas.

“Los refrescos light o endulzados artificialmente pueden ser una variante para ayudar a los consumidores frecuentes de bebidas azucaradas a reducir su consumo”, dice el investigador. Sin embargo, tampoco se puede abusar de ellos: beber cuatro o más de estas bebidas por día también se asoció con un mayor riesgo de mortalidad en mujeres.

Estudios previos ya han mostrado un vínculo entre las bebidas azucaradas y el aumento de peso y los problemas de salud relacionados, como enfermedades cardiovasculares y diabetes tipo 2, “factores de riesgo importantes para una muerte prematura”, dice Malik.

El doctor Walter Willett, otro de los autores, plantea que estos resultados ayudan a promover políticas para limitar la comercialización a niños y adolescentes y para aumentar los impuestos “porque el precio actual de las bebidas azucaradas no incluye los altos costos de tratar sus consecuencias”.

En esta línea, se manifestó la Organización Mundial de la Salud (OMS) en su más reciente informe, titulado “Las políticas fiscales para la dieta y la Prevención de Enfermedades no Transmisibles (ENT)”. En él dedica un capítulo a las bebidas azucaradas y hace un llamado global a los países para que aumenten los impuestos a las gaseosas y otras bebidas azucaradas y así ponerle fin a la epidemia de obesidad y diabetes, con las consiguientes complicaciones que suponen para la salud.

Fuente: Circulation (American Heart Association), CNN  

 

 

Redes sociales:

Enjoy this blog? Please spread the word :)