Bolsas hidrosolubles: el invento que puede cambiar al mundo

 

Un nuevo concepto de bolsas de plástico,  que se disuelven en el agua completamente, fue presentado en Santiago de Chile  por unos ingenieros  como un avance para acabar con la contaminación que generan estos elementos en el eco sistema mundial.

Los creadores de la bolsa realizaron una demostración en Santiago ante la prensa para evidenciar la eficacia de la nueva fórmula y la seguridad de que el componente no contamina. Para esto tomaron una bolsa producida por ellos, visualmente muy parecida a las actuales bolsas de plástico, la introdujeron en un recipiente con agua y, tras remover el líquido por unos segundos, la bolsa desapareció, dejando el agua algo turbia. Luego uno de los creativos llenó con agua donde se disolvió la bolsa y la bebió para demostrar que el agua se mantiene absolutamente potable.

SAMSUNG DIGITAL CAMERA
SAMSUNG DIGITAL CAMERA

Esta genial idea nació  del ingeniero comercial Roberto Astete Boettcher (41 años), y quien junto a su socio y amigo, el abogad Alejandro Castro Riquelme, fundaron el año pasado, la empresa Solubag (www.solubag.cl), con una inversión inicial de 3 millones de pesos. (Uss 5.000).

Tras la modificación de la fórmula química del PVA (alcohol polivinílico), las bolsas se deshacen y se diluyen en el agua sin causar perjuicio ni en el medioambiente ni en el propio líquido que las absorbe.

El material base tiene distintos orígenes. Nosotros buscamos la posibilidad de bajar los costos de producción y eso nos llevó a experimentar con distintos proveedores para garantizar la calidad de nuestro producto y siempre ser amigables con el medioambiente”, dijo Astete.

Los dos ingenieros destacaron que sus bolsas se pueden utilizar para los mismos usos que se le da actualmente a las bolsas de plástico, pero con la diferencia de que cualquiera puede hacerla desaparecer al sumergirla en agua.

Respecto al futuro los empresarios contaron que tienen 70 toneladas de bolsas a distribuir desde China hacia Alemania (estuvieron en una feria industrial y llamaron la atención de varias empresas), India, USA, Europa y Chile, para continuar la etapa de testeo. Vendidas tienen 10 toneladas en Chile con un cliente importante.

solubag_550

El producto está patentado. Y cuenta con las certificaciones reglamentarias tanto en Chile como en el extranjero. En Chile, solo se mide resistencia en el caso de la bolsa. Certificaron bajo una empresa SGS, la cual pusieron a disposición su material para que fuese expuesto a niños que es lo más elevado en contacto.  “Es prácticamente inocuo. Ahora lo que estamos certificando es biodegrabilidad, porque el material ya ha sido testeado. Si llega al contacto con vertederos, o con el trabajo de la naturaleza, nuestras bolsas en menos de 180 días desaparecen”, aseguraron orgullosos.

Por Claudia Echeverría

 

 

 

 

 

(Visited 73 times, 1 visits today)
Redes sociales: