Las tareas que el PaPa dejó a los chilenos (Editorial)

Más arrepentimiento y perdón; más unión; más solidaridad; más inclusión, menos violencia, menos sacerdotes “super héroes y más humildes y cercanos”; más jóvenes “conectados” a Cristo y más diálogo y cercanía entre todos, fue el mensaje que el Papa dejó a los chilenos a través de sus palabras, miradas, acciones y provocaciones.

BALANCE

Llegó contento. Ya en el avión que lo trajo señaló: “Para mi el viaje no será tan difícil, estudié un año en Chile, tengo varios amigos y lo conozco bien” dijo sonriendo. Y como lo conoce,  sabía que en su primer discurso debía dar una señal contundente a la crisis más grave de la Iglesia chilena:  la pérdida de confianza por parte de sus feligreses, por la gran cantidad  de denuncias de abuso a menores cometidos por sacerdotes en los últimos años.

Fue así que en su primer mensaje en un lugar clave como  La Moneda, sede de gobierno y  frente a todos los estamentos del Poder, el Papa Francisco dijo una de las frases más emblemáticas de su gira. “No puedo dejar de manifestar  el dolor y la verguenza  que siento ante el daño irreparable causado a niños por parte de Ministros de la Iglesia”. A partir de eso,   no dejó de “consolar” a sus seguidores en sus constantes salidas del protocolo para abrazar, hablar y bendecir a los más desvalidos:  niños , enfermos, mujeres privadas de la libertad, víctimas de abuso, pueblos originarios, e inmigrantes que se sienten excluidos.  A todos ellos les dio mensajes de profundo contenido en sus discursos.

capturadepantalla20180116alas212923-2fc7d706faa37f092d921776143e3e45-1200x600

Si de emoción hablamos,  la visita a la cárcel de mujeres fue sin duda la que más conmovió al PaPa.  La  inesperada solicitud de perdón por sus delitos realizada por Jeanette Vergara, detenida por tráfico de drogas con una condena de 15 años, no dejó indiferente a nadie… Y la respuesta de Francisco fue esperanzadora. ” Ser privado de la libertad no es lo mismo que estar privado de dignidad”.  Agregó : “Una condena sin futuro no es una condena humana; es una tortura. Toda pena que uno esta llevando adelante para pagar una deuda con la sociedad tiene que tener horizonte. El horizonte de reinsertarme y prepararme para la reinserción”. 

_7777454

Al clero chileno que vienen golpeado por la crítica y desconfianza por los abusos, sumado a la crítica por su parálisis e inacción en la defensa de los ideales católicos en temas como el aborto,  les dedicó un gran locución  en la Catedral de Santiago. Una periodista vaticanista la calificó casi como un retiro espiritual. Algunos sacerdotes decían que sus palabras debían ser un encíclica pastoral. El dijo “El pueblo de Dios no espera ni necesita de nosotros super héroes; la gente espera pastores consagrados que sepan de compasión, que sepan tender una mano ante el caído y, al igual que Jesús, ayuden a salir de ese círculo de masticar la desolación que envenena el alma” .  Añadió: Una Iglesia con llagas es capaz de comprender las llagas del mundo de hoy y hacerlas suyas, sufrirlas, acompañarlas y sanarlas”…”Los laicos no son nuestros peones ni nuestros empleados, no tienen que repetir como loros los que les decimos. El clericalismo, lejos de impulsar los distintos aportes y propuestas, poco a poco va apagando  el fuego profético del que la Iglesia está llamada a testimoniar”.

papa-francisco-jovenes

En el encuentro con los jóvenes el PaPa mostró su faceta más coloquial y humorística. Se adaptó a su lenguaje y les habló en modo celular,  invitándolos a conectarse con la clave: ¿qué haría Jesús en mi lugar?. Uso la jerga joven con palabras como como “Cacharon” (entendieron).  No sean “fomes” (aburridos).  Les dijo que es habitual  en los jóvenes que con los retiros, encuentros,  incluso con la visita del PaPa la fe crece pero sino se persiste cambia. “…después de un tiempo de camino o del embale inicial, hay momentos en los que, sin darnos cuenta, comienza a bajar nuestro ancho de banda, despacito. Y aquel entusiasmo, aquel querer estar con Jesús , se empieza a perder y empezamos a quedarnos sin conexión, sin batería, y entonces nos gana el mal humor, nos volvemos descreídos, tristes , sin fuerza, y todo lo empezamos a ver mal”. 

A los pueblos originarios y a los inmigrantes les habló en las misas de Temuco e Iquique. Hizo un llamado a no usar la violencia como método. ” La paz no se construye a partir de una destrucción que termina cobrándose vidas humanas” “La violencia termina volviendo mentirosa la causa más justa”. “Estemos atentos a todas las situaciones de injusticia y a nuevas formas de explotación que exponen a tantos hermanos nuestros y sus familias a perder la alegría”.  

BALANCE NEGATIVO

IMG_4124

Sin duda la presencia del Obispo  Juan Barros, acusado de encubrir los casos de abuso cometidos por  el sacerdote Fernando karadima, fue la piedra en el zapato de la gira papal. Tanta fue la presión periodística que el último día el PaPa habló y para sorpresa de muchos, decidió brindar su apoyo al sacerdote cuestionada agregando que “no había una sola prueba concreta” dijo el Pontífice. Para muchos esta declaración fue en franca contradicción con el mensaje que el Papa venía dando, dejando a muchos feligreses con un gusto amargo. Peor fue la actitud del Padre Barros que no aportó nada de pacificación  a la situación asistiendo a todos los eventos.  Y si realmente no hubiese sido  testigo de los hechos,  ¿No debería al menos sentirse responsable y avergonzado de no haberse dado cuenta de lo que estaba pasando siendo el secretario de Karadima?

Respecto a la cantidad de público, es una hecho que fue mucha menos gente de la que se esperaba. Los pronósticos de la  cantidad de asistentes a las misas  y llegada masiva de argentinos, realizada por la Comisión Organizadora estuvo alejada de la realidad. ¿Falta de interés en el PaPa?, ¿ hay menos Católicos en Chile? Si bien es una realidad que ha bajado el porcentaje,   hubo otros factores que pienso atentaron fuertemente,  aunque parezcan  temas menores.

  1. La fecha elegida fue mala. El Papa  Francisco llegó en medio de las vacaciones, y muchas familias no quisieron o no pudieron cambiar sus planes de veraneo programados con anticipación. También en  Argentina enero es el mes más fuerte de las vacaciones, las cuales no se cambian por nada, es un culto familiar.  A esto se suma además un sentimiento de pena o malestar general, al  no entender por qué no ha ido a Argentina tras 5 años de pontificado.
  2. El método de adquisición de entradas fue inadecuado. Algo nunca visto en una gira papal que recuerde.  En las giras que cubrí  la gente se sintió libre de asistir sin previa inscripción de ningún tipo, lo que impulsó a que muchos se decidieron a ir  a última hora, contagiados por la efervescencia papal.
  3. Los lugares elegidos para las misas en Temuco e Iquique eran lejos de la ciudad. Había que caminar mucho o pagar por un transporte lo que para muchos era imposible.  En Perú, por ejemplo, se optó por lugares cerrados, centrales y menos masivos.
  4. A lo anterior hay que decir que las entradas impresas tenían un horario que te indicaba entrar a partir de las 2 am en adelante dependiendo del sector que te tocaba,  y señalando que no se podía llevar ni un termo, ni una bolsa de dormir. Esta insólita normativa desmotivó a muchos católicos de la tercera edad, o madres de familia con niños menores los que, al parecer, prefirieron salir a las calles para verlo lo que explica lo masivo que fueron los recorridos del Pontífice en el papa móvil.

No se explica si este método fue por un tema de seguridad o simplemente por la  inexperiencia  de los organizadores respecto a las giras papales.

_7777553

Esta es mi cuarta cobertura periodística de una gira Papal. Estuve con Juan Pablo II en Chile, Benedicto XVI en México y con Francisco en Paraguay  y la verdad no  quiero dejar de expresar mi asombro por la fuerza y energía sobrenatural que manifiestan los hombres que reciben esta investidura.  Francisco no fue la excepción pese sus 82 años, y a una salud delicada,   participó de 9 encuentros y  4 viajes en avión donde  saludó, besó, bendijo, habló, sin perder la compostura, ni el humor en 3 jornadas descritas por los periodistas vaticanistas como maratónicas.

file_20171219175457

Y cuando todos pensábamos que se iba subir agotado al avión a Iquique,  se le ocurrió nada mejor que realizar el primer casamiento arriba de un avión, a 10 mil metros de altura.  Un periodista italiano pregunto.  ¿Esto se puede hacer? Es el Papa. Nunca antes un pontífice había casado a nadie en un avión le respondieron. Y más aún al bendecir sus anillos   se dio el lujo de expresar un frase magistral a los novios acerca del matrimonio.  “Que los anillos no estén tan apretados, porque torturan, ni tan sueltos, porque se caen”.

Por Claudia Echeverría B   (Enviada especial)

Fotos  Enrique Cangas, Claudia Echeverría y archivo

 

Redes sociales: