Cuatro de diez argentinos sufre estrés + votar produce estrés = ¡Help!

Cuatro de diez argentinos sufre de agotamiento laboral, según un estudio realizado por una universidad local. Y si a esto sumamos otro estudio europeo que dice que votar produce estrés, el panorama no es nada “alentador”, considerando que en dos meses y días volvemos a las urnas. No obstante, hay esperanza. Hay pequeños ejercicios que, si se hacen con disciplina y constancia, pueden bajar nuestros niveles de ansiedad y agotamiento.

Vivir estresados

El 41 por ciento de los argentinos sufre agotamiento laboral, conocido también como el síndrome del “burnout” (cabeza quemada, en inglés), según un estudio de la Universidad Siglo 21. El mismo se presenta con síntomas como la dificultad para relajarse y realizar otras actividades después del trabajo y un sentimiento de desmotivación.

“El 41 por ciento de los trabajadores indican que «siempre o casi siempre» les resulta difícil relajarse luego de una jornada laboral y el 34.3 por ciento señalan que están tan cansados que no pueden dedicarse a otras cosas después del trabajo”, señala el informe del Observatorio de esa casa de estudios.

people-1492052_960_720

La investigación indica, además, que “el 20 por ciento se siente cada vez menos involucrado con su trabajo, el 21.4 por ciento duda que su desempeño contribuya en algo interesante y el 20.2 por ciento considera que ha perdido interés”.

Leonardo Medrano, quien dirige el Observatorio, explicó que el estrés es una respuesta del organismo que ocurre cuando una persona “percibe que la demanda supera los recursos que tiene”. “Como respuesta a esa demanda, el organismo libera hormonas que mejoran el rendimiento y dan un extra de energía”, agregó el especialista, pero luego advirtió: “hasta ahí es necesario y saludable, el problema es cuando el estrés se hace crónico“.

La Universidad Siglo 21 realizó el estudio en siete ciudades argentinas y, a contramano de lo esperado, San Miguel de Tucumán fue la que presentó niveles más altos de agotamiento, uno de los síntomas del “burnout”, con un 13,9 por ciento, seguida por Corrientes (11,7 por ciento) y con Buenos Aires, en el tercer lugar (10,7 por ciento).

Para Medrano, esto se explica porque “el estrés es un fenómeno subjetivo generado por esa sensación de desbalance entre la demanda y los recursos”, que no está determinado en su totalidad por factores externos.

En la lista de las “ciudades más estresadas” siguen Rosario (9 por ciento), Córdoba (8,7 por ciento), Mendoza y Comodoro Rivadavia (7,4 por ciento). Más allá de los números, el estrés crónico tiene consecuencias, ya que es uno de los “predictores de la depresión”, advirtió Medrano.

Quien tiene estrés crónico duplica las probabilidades de tener depresión en el futuro. Y la depresión es, a su vez, la principal causa de incapacidad en el mundo”, agregó.

woman-2696408_960_720

Según el estudio, las mujeres son “más propensas” a experimentar el síndrome del “burnout” (13 por ciento versus 7 por ciento), diferencia que se explica por la dificultad de recuperarse emocionalmente luego del trabajo ya que, en general, continúan ejerciendo tareas en la casa.

A desconectarse

Para combatir el estrés crónico, Medrano recomendó “tener una buena recuperación”, a la que diferenció del “tiempo de ocio”. “Es necesario desconectar, esto es dejar de responder mails y mirar redes sociales”, dijo el especialista y añadió que el ejercicio y las reuniones sociales son actividades que contribuyen a la “recuperación del organismo”.

Para la investigación, el Observatorio realizó encuestas a 1.050 personas en las ciudades antes mencionadas y, para lograr una muestra representativa, incluyó un número similar de hombres y mujeres, personas de diferentes edades y con niveles de ingresos diversos. A fines de mayo último, la Organización Mundial de la Salud incluyó al burnout en su Clasificación Internacional de Enfermedades y lo definió como un “problema asociado al trabajo, que lleva a muchas personas a solicitar servicios de salud”.

Votar produce estrés 

Según un reciente estudio publicado en la revista European Neuropsychopharmacology, cuando llegan las elecciones los candidatos no tienen el monopolio del estrés: los ciudadanos también resienten de forma notable su estado de nervios.

El día de las elecciones no suele ser uno de esos días asociados a “tener los nervios a flor de piel” excepto, claro está, para los candidatos. Sin embargo, tres profesores de la Universidad de Israel han concluido en su estudio que la acción de votar genera niveles de estrés en el electorado que podrían afectar al resultado final de los comicios.

Para realizar la investigación, los investigadores israelíes tomaron muestras de saliva de varios ciudadanos cuando acudían a votar en las reñidas elecciones celebradas en 2009 en Israel. Al examinar las muestras, se percataron de que había mayores niveles de hormonas glucocorticoides, incluyendo el cortisol, que son secretadas por las glándulas suprarrenales y están asociadas al estrés.

0028449516

Pero la cosa no queda ahí, los que apuestan por el “caballo perdedor”, es decir, aquel que peor va en los sondeos antes de las elecciones, lo pasa mucho peor que aquel que cuenta con una victoria asegurada de su partido.

Un estudio realizado durante la campaña Obama vs McCain concluyó entonces que los niveles de cortisol de los votantes del entonces candidato Obama, se mantenían más estables que aquellos que apostaban por McCain. Esto podría ayudar a explicar ciertos comportamientos electorales como los relatados en el magnífico libro de Thomas Frank “¿Qué pasa con Kansas?” en el que el autor reflexiona sobre los motivos que llevan a los ciudadanos a votar en contra de sus intereses reales. Esto, tras el libro de Frank, se conoce como “el síndrome de Kansas”. Según los investigadores, una buena forma de reducir este estrés previo a las votaciones podría ser animar a los ciudadanos a voto por correo o votar por un sistema electrónico para evitar la “ejecución pública” del día de los comicios.

Claves para mejorar tu salud mental

  • Practica técnicas de respiración: toma un momento de tu tiempo para apartarte de todo y enfocarte en ti; en un lugar en el que te sientas cómodo, ya sea que estés sentado o recostado, cierra tus ojos e inhala por la nariz mientras cuentas hasta cuatro, luego exhala por la nariz, contando hasta cuatro nuevamente; repite esta secuencia tantas veces como te sea posible, hasta que te sientas completamente relajado.
    Otro ejercicio que puedes hacer mientras mantienes una respiración profunda y lenta es realizar relajación progresiva: tensa y relaja tus músculos durante algunos segundos, comenzando por los pies hasta llegar al cuello, la mandíbula y los ojos, lo que te ayudará a liberar la tensión desde los pies hasta la cabeza y te permitirá relajarte aún más.
  • Pon  en  práctica la meditación u oración: meditar durante unos minutos al día en la comodidad de tu hogar o en cualquier otro espacio de tu agrado, puede ayudarte a superar la ansiedad, aumentar tu creatividad y lograr claridad mental y estabilidad emocional. Al momento de meditar, es recomendable que utilices ropa cómoda y que el lugar de tu elección esté limpio y acondicionado según tus gustos; puedes colocar algunas plantas o flores y aromatizar el espacio. Para meditar, comienza por sentarte derecho con ambos pies en el suelo y cierra tus ojos, luego concéntrate en recitar, en voz alta o en silencio, alguna frase positiva, como por ejemplo, “yo me amo” o  “doy gracias a Dios”. Coloca una de tus manos sobre tu vientre para sincronizar tu respiración con el mantra o la oración y deja que todos los pensamientos negativos salgan de tu mente.
  • Realiza ejercicio físico: el ejercicio físico no sólo nos ayuda a estar en forma sino que además permite la oxigenación del cerebro y la disminución del estrés, ya que favorece la liberación de endorfinas que nos brindan esa sensación de bienestar.

sunset-3156176__340

  • Conéctate con la naturaleza: ir a la playa, a un lago, a una montaña o a un parque y contemplar la naturaleza, puede ayudarte a dispersar ese montón de asuntos que dan vueltas en tu cabeza y que no te permiten ser tú mismo(a). Dirígete a un lugar de tu agrado donde puedas ver las plantas, percibir su aroma, sentir la brisa y respirar. Dedica un espacio de tu tiempo a conectar con la belleza del entorno y esa belleza se verá reflejada en ti.
  • Practica la visualización: en un lugar de tu agrado, cierra los ojos y visualiza escenas felices, aquello que te gusta, aquello que quieres ser o hacer. Esta actividad te permitirá conectarte con aquello que tanto anhelas y te hará sentir que ya forma parte de ti, de manera que te sentirás mucho más feliz y podrás dejar atrás todo eso que te agobia.
  • Ríe en voz alta: además de ayudarnos a reducir la carga mental, la risa nos ayuda a reducir la depresión, superar la ansiedad y el estrés, al disminuir los niveles de cortisol en el cuerpo y liberar endorfinas que favorecen el estado de ánimo.

father-1633655__340

  • Conecta con otras personas: Dedica tiempo a entrar en contacto con otras personas y entretenerte: no importa si utilizas tus redes sociales, telefoneas a un amigo o se encuentran en un sitio para disfrutar de un café y conversar un rato, lo importante es que puedas despejar tu mente y pasar tiempo de calidad con alguien más que contigo mismo.
  • Escucha la música que te agrada: si quieres mejorar tu salud mental, una de las mejores maneras de lograrlo es escuchando música suave, ya que ayuda a disminuir la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la ansiedad del cuerpo, ayudando a lograr un estado de tranquilidad mental

photographer-865295__340

  • Haz eso que tanto te gusta: practica tus actividades favoritas, esto te ayudará a despejar tu mente y a olvidarte de los problemas del día a día. Ya sea ir de compras, practicar algún deporte, ir a nadar, ver una película o simplemente ir por un helado, te ayudará a salir de la rutina y sentirte feliz contigo mismo por hacer eso que tanto de agrada.
  • Duerme lo suficiente: cuando no dormimos el tiempo necesario, nuestro cuerpo y nuestra mente se sienten agotados, por lo que realizar nuestras actividades diarias nos resulta una tarea un tanto difícil de manejar, pues nos sentimos irritables, molestos y nos cuesta concentrarnos en lo que debemos hacer. Dormir lo suficiente le permitirá a tu cuerpo reponer las energías que ha gastado y al despertar sentirás una sensación de bienestar que te permitirá comenzar el día con el pie indicado. También es indispensable para el aprendizaje y la memoria.

mother-1171569__340

  • Recrea tus momentos felices: mirar fotografías, videos o simplemente recordar aquellos momentos en que te has sentido realmente feliz, y recrearlos, es una excelente estrategia para cambiar ese estado de ánimo que nadie quiere, por uno mucho mejor.

(Fuentes: Diario La Capital; Quo.es; @Tugimnasiacerebral )

Redes sociales:
error

Enjoy this blog? Please spread the word :)